viernes, 20 de noviembre de 2009

SAN BARTOLOME

               SAN BARTOLOME

San Bartolomé fue el sexto apóstol[1] según el orden de elección. El mismo Jesucristo los fue escogiendo en tiempo y forma, resultando la relación siguiente:
▪              Simón, apodado Pedro.
§                     Andrés, hermano de Pedro.
§                     Jacob, Jacobo, Santiago el hijo de Zebedeo o Santiago el Mayor.
§                     Juan, el menor de los doce, también hijo de Zebedeo (por tanto, hermano de Santiago el Mayor).
§                     Felipe de Betsaida.
§                     Bartolomé, llamado también Natanael de Caná.
§                     Tomás (llamado Dídimo o Mellizo).
§                     Mateo, el publicano (recaudador de impuestos para los invasores romanos).
§                     Santiago el Menor o Santiago el de Alfeo.
§                     Judas Tadeo.
§                     Simón el Cananeo, el Celador o Zelote (guerrillero).
§                     Judas Iscariote.
§                     Matias, el sucesor de Judas, elegido a la suerte en el monte de la sangre[2].
Todos ellos eran galileos con excepción de Judas Iscariote, que se presume era de Judea (para algunos Iscariote significaría textualmente isqueriot, "de Queriot" al sur del distrito de Judá; mientras algunos más interpretan: de Isacar, isacarieth). Después de la resurrección y ascensión de Jesucristo y tras haberse suicidado Judas Iscariote, los once apóstoles restantes se reunieron y eligieron a Matías para completar nuevamente el número de doce apóstoles enviados a las doce tribus de Israel
Su nombre griego, Bartholomaios (Βαρθολομαίος), procede de dos términos arameos: Bar = hijo de (como el árabe Ben), y Tholomay = Ptolomeo. De acuerdo con estos datos, el significado etimológico de su nombre en arameo es “el hijo de Ptolomeo”. Es mencionado en los tres evangelios sinópticos[3], siempre en compañía de Felipe (Mateo 10:3; Marcos 3:18; Lucas 6:14). En el Evangelio de Juan[4], también aparece siempre al lado de Felipe, pero no con el nombre de Bartolomé, sino con el de Natanael, que significa “regalo de dios”, y parece que fue su verdadero nombre. El nombre de Bartolomé, que le dan los evangelios sinópticos de Mateo, Marcos y Lucas, es un sobrenombre o segundo nombre que se añade al nombre auténtico de Natanael, para distinguirlo de otras personas que llevaran el mismo nombre que él. Al decir que era hijo de Ptolomeo, ya no cabía ningún lugar a dudas. Hoy día este sistema de designación de las personas todavía sigue vigente en muchos países.
Pocos son los datos supuestamente históricos de los que disponemos sobre la vida de San Bartolomé. Estos datos proceden de los evangelios, del obispo Eusebio de Cesarea, que vivió en el siglo III después de Cristo, y de la tradición oral.
Natanael era natural de Galilea, amigo de Felipe, que fue quien le puso en relación con Jesús. Como la mayoría de los Apóstoles, abandonó a Jesús durante el crítico episodio de la pasión, pero, una vez que recibió al Espíritu Santo en Pentecostés, sintió el valor suficiente para predicar el mensaje de Jesús por cuantos sitios visitó.

Según la Historia eclesiástica de Eusebio de Cesarea, Bartolomé predicó en la India, donde dejó una copia del evangelio de Mateo[5] en lengua aramea. También dice la tradición que predicó en Mesopotamia, Persia, Egipto, Licaonia, Frigia y Armenia, donde finalmente fue apresado y sufrió martirio en la ciudad de Albanópolis, en la costa occidental del mar Caspio. La tradición armenia[6] le atribuye también la predicación del cristianismo en el país caucásico, junto a San Judas Tadeo[7].  Ambos son considerados santos patrones de la Iglesia Apostólica Armenia[8]. Según el Evangelio de Juan, Natanael fue uno de los discípulos a los que Jesús se apareció en el Mar de Tiberiades[9] después de su resurrección (Juan 21:2). Según los Hechos de los Apóstoles, fue también testigo de la ascensión de Jesús (Hechos 1:13).

Fuentes Bíblicas

En los tres evangelios sinópticos hay pasajes en los que Bartolomé, o Natanael, aparece como uno de los doce discípulos de Jesús. El relato más amplio sobre Natanael lo encontramos en el evangelio de Juan (1:43-51). Dice así: Al otro día, queriendo salir hacia Galilea, encontró a Felipe, y le dijo Jesús: Sígueme.
Era Felipe de Betsaida, la ciudad de Andrés y de Pedro. Encontró Felipe a Natanael y le dijo: Hemos hallado a aquel de quien escribió Moisés en la Ley y los Profetas, a Jesús, hijo de José de Nazaret. Díjole Natanael: ¿De Nazaret puede salir algo bueno? Díjole Felipe: Ven y verás. Vio Jesús a Natanael, que venía hacia Él, y dijo de él: He aquí un verdadero israelita, en quien no hay dolo. Díjole Natanael: ¿De dónde me
conoces? Contestó Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamase, cuando estabas debajo de la higuera, te vi. Natanael le contestó: Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel. Contestó Jesús y le dijo: ¿Porque te he dicho que te vi debajo de la higuera crees? Cosas mayores has de ver. Y añadió: En verdad, en verdad os digo que veréis abrirse el cielo y a los ángeles de Dios subiendo y bajando sobre el hijo del hombre.
El resto de la menciones de Bartolomé en los evangelios tiene relación con el episodio de la elección de los doce discípulos de Jesús: Mateo 10:3; Marcos 3:18; y Lucas 6:14.
Según el evangelio de Juan (21:2), Natanael fue uno de los testigos de la aparición de Jesús en el mar de Tiberiades, cuando los Apóstoles estaban intentando pescar sin éxito.
En los Hechos de los Apóstoles (1:13), Bartolomé aparece como uno de los Apóstoles que presenciaron la ascensión de Jesús a los cielos.
Según una tradición recogida por Eusebio de Cesarea[10], Bartolomé marchó a predicar el evangelio a la India, donde dejó una copia del Evangelio de Mateo[11] en arameo. La tradición armenia[12] le atribuye también la predicación del cristianismo en el país caucásico, junto a San Judas Tadeo[13]. Ambos son considerados santos patrones de la Iglesia Apostólica Armenia[14].

                    

                   Iconografía

En el arte suele representársele con un gran cuchillo, aludiendo a su supuesto martirio, según el cual fue desollado vivo, razón por la que es el patrón de los curtidores[15]. En relación también con su martirio aparece en ocasiones despellajado, mostrando su piel cogida en el brazo como si se tratara de una prenda de vestir.

También se le representa sujetando con una cadena a una diablesa. El origen de este símbolo puede ser doble: 1º en los evangelios apócrifos, San Bartolomé requiere a Cristo resucitado que le muestre al maligno "Belial", después de habérselo mostrado, Jesús le indica "Písale la cerviz y pregúntale"; 2º según la tradición, expulsó a un demonio, denominado "Astaroth", de un templo donde éste vivía dentro de una estatua. San Bartolomé demostró la ineficacia de la estatua, que decía curar las enfermedades, expulsó al demonio y consagró el templo a Jesús.


Las representaciones de los primitivos cristianos sobre el santo se centraban en su figura, y de su brazo izquierdo colgaba su piel, en la que se observaban con nitidez cabeza, pies y manos. Así es como lo representó también Miguel Ángel en el juicio final de la Capilla Sixtina de Roma.

En las representaciones posteriores hay dos elementos que nunca faltan: el cuchillo y un libro. El cuchillo es una clara referencia al instrumento que fue utilizado para desollarlo vivo. El libro puede tener dos significados: el primero es el evangelio que él se encargó de predicar y extender. El segundo puede hacer referencia a la encuadernación de los libros antiguos, que casi siempre se realizaba con piel de animales.

En los tres evangelios sinópticos hay pasajes en los que Bartolomé, o Natanael, aparece como uno de los doce discípulos de Jesús.

El relato más amplio sobre Natanael lo encontramos en el evangelio de Juan (1:43-51). Dice así: Al otro día, queriendo salir hacia Galilea, encontró a Felipe, y le dijo Jesús: Sígueme. Era Felipe de Betsaida, la ciudad de Andrés y de Pedro. Encontró Felipe a Natanael y le dijo: Hemos hallado a aquel de quien escribió Moisés en la Ley y los Profetas, a Jesús, hijo de José de Nazaret. Díjole Natanael: ¿De Nazaret puede salir algo bueno? Díjole Felipe: Ven y verás. Vio Jesús a Natanael, que venía hacia Él, y dijo de él: He aquí un verdadero israelita, en quien no hay dolo. Díjole Natanael: ¿De dónde me conoces? Contestó Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamase, cuando estabas debajo de la higuera, te vi. Natanael le contestó: Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel. Contestó Jesús y le dijo: ¿Porque te he dicho que te vi debajo de la higuera crees? Cosas mayores has de ver. Y añadió: En verdad, en verdad os digo que veréis abrirse el cielo y a los ángeles de Dios subiendo y bajando sobre el hijo del hombre. El resto de la menciones de Bartolomé en los evangelios tiene relación con el episodio de la elección de los doce discípulos de Jesús: Mateo 10:3; Marcos 3:18; y Lucas 6:14. Según el evangelio de Juan (21:2), Natanael fue uno de los testigos de la aparición de Jesús en el mar de Tiberiades, cuando los Apóstoles estaban intentando pescar sin éxito. En los Hechos de los Apóstoles (1:13), Bartolomé aparece como uno de los Apóstoles que presenciaron la ascensión de Jesús a los cielos.

En el evangelio apócrifo árabe sobre la infancia de Jesús, el apartado XXX ya habla de cómo el niño Jesús le salvó la vida a uno de los dos hijos gemelos de una madre (Santos Otero, 2005: 153). XXX Un futuro apóstol
1. Otra mujer de la localidad tenía dos hijos gemelos. Ambos fueron atacados por la enfermedad. El uno murió y el otro se encontraba en muy mal estado. Tomó a éste su madre y se lo llevó a María, diciéndole: “¡Oh señora mía, socórreme, pues de dos hijos que tenía, el uno ha poco que lo sepulté y el otro está para morir. En este trance habré de rogar a Dios de esta manera: ¡Oh Señor!, tú eres misericordioso, clemente y lleno de piedad. Tú me diste dos hijos; ya que me has quitado el uno, déjame al menos el otro”.
2. La Virgen María se compadeció al ver lo amargo de su llanto y le dijo: “Coloca a tu hijo en la cuna del mío y cúbrele con los vestidos de éste”. Púsole, pues, en la cuna donde Cristo reposaba, después que había cerrado ya los ojos y era cadáver. Y al perfume que exhalaban los vestidos de Jesús abrió el niño los ojos y se puso a llamar con grandes voces a su madre. Después pidió pan y lo chupó. Entonces su madre exclamó: “¡Oh señora mía!, ahora reconozco que la virtud de Dios habita en ti, ya que tu hijo devuelve la salud a sus semejantes al solo contacto con sus vestidos”. Este niño devuelto a la vida es aquel que en el evangelio lleva el nombre de Bartolomé.
Entre los evangelios apócrifos sobre la pasión y resurrección de Jesús hay un evangelio, conocido como El evangelio de Bartolomé, en el que éste es el protagonista que interpela a Jesús, a María y al diablo. Bartolomé hace una serie de preguntas a Cristo resucitado. Le sugiere que le revele los misterios del cielo, y también le pregunta: “Comunícame, Señor, dónde fuiste desde la cruz”. Jesús responde: “Cuando desaparecí de la cruz, es que bajé al infierno para sacar de allí a Adán y a todos los que con él estaban, accediendo a la súplica del arcángel Miguel” (Santos Otero, 2005: 287).
San Bartolomé en este evangelio no sólo es el interlocutor de Cristo, sino que en uno de los pasajes es el único Apóstol que se atreve a preguntarle a la Virgen María sobre cómo concibió a Jesús. María le previene del peligro de contarle tal secreto, Bartolomé insiste, y María comienza el relato con el aviso del Ángel; pero, inmediatamente, de su lengua comenzó a salir fuego, por lo que el misterio no fue revelado. Finalmente preguntó a Jesús sobre Belial, el adversario de los hombres, y le pidió que le fuera mostrado. Se abrió la tierra, apareció el abismo, y en él el demonio o Belial. Bartolomé quedó asustado ante su presencia, pero Jesús le animó. “Písale la cerviz y pregúntale cuanto quieras”. Bartolomé le pregunta sobre el origen de su nombre, cómo fue creado, por qué cayó en el infierno, y cómo se las arregla para embaucar a los hombres. Belial, atado con cadenas de fuego, de mala gana responde a las preguntas del Apóstol. Este episodio del dominio e imposición de San Bartolomé sobre Satanás, que nos describe el evangelio apócrifo, probablemente sea la razón de que en la iconografía se muestre al santo controlando a una diablesa que lleva a su lado derecho y que representa los poderes del mal.

                   Martirio

Su martirio y muerte se atribuyen a Astiages, rey de Armenia y hermano del rey Polimio que San Bartolomé había convertido al cristianismo. Como los sacerdotes de los templos paganos, que se estaban quedando sin clientela, protestaran ante Astiages de la labor evangelizadora de Bartolomé, Astiages mandó llamarlo y le ordenó que adorara a sus ídolos, tal como él había hecho con su hermano. Ante la negativa de Bartolomé, el rey ordenó que fuera martirizado en su presencia hasta que renunciase a su dios o muriese. En la Capilla Sixtina de Miguel Ángel, la piel que se representa es un autorretrato del mismo autor, detalle que no se descubrió hasta bien entrado el siglo XIX.
Su martirio y muerte se atribuyen a Astiages, rey de Armenia y hermano del rey Polimio, que San Bartolomé había convertido al cristianismo. Como los sacerdotes de los templos paganos, que se estaban quedando sin clientela, protestaran ante Astiages de la labor evangelizadora de Bartolomé, Astiages mandó llamarlo y le ordenó que adorara a sus ídolos. Ante la negativa de Bartolomé, el rey ordenó que fuera martirizado en su presencia, hasta que renunciase de su dios o muriese.
Las versiones acerca de su muerte son muy variadas. Se ha dicho que fue crucificado con la cabeza hacia abajo, que fue desollado, muerto a garrotazos, y que se le cortó la cabeza. También se ha dicho que pudo haber sufrido, acumulándolos, para incrementar su sufrimiento, todos estos tormentos: primero fue apaleado, después crucificado, luego desollado y, por último, decapitado.
Dice la tradición que su cuerpo fue encerrado en un cofre de plomo y echado al mar, pero, en lugar de hundirse, las olas lo empujaron hacia la isla de Lipari, cerca de Sicilia. Según relata San Gregorio de Tours en su obra De gloria martyrum, al apoderarse de esta isla los sarracenos, sus huesos fueron trasladados a Benevento en el año 808. A finales del siglo décimo (983), siendo emperador Otón III, sus restos fueron trasladados a Roma y sepultados en la iglesia de San Adalberto, en la isla del Tíber, que cambió su nombre por el de San Bartolomé in Insula.

                   Festividad


                   Su festividad se conmemora el 24 de agosto entre los italianos y españoles; el 11 de junio los griegos, coptos y sirios; el 8 de diciembre los armenios.

                   Patronazgo

San Bartolomé es patrón de multitud de pueblos y ciudades, entre ellas:
País    
Ciudades    
San Bartolome en Barva (cantón) de Heredia (provincia)


Historias y Leyendas

En torno a la gran mayoría de los santos se cuentan unos relatos en los que es difícil separar la historia auténtica del mito y de la leyenda. Como muestra citaremos dos leyendas acerca de San Bartolomé, entresacadas de la gran compilación de vidas de santos que lleva el nombre de La leyenda dorada (1987: II, 527), y que fue puesta por escrito, en el siglo XIII, por Santiago de la Vorágine.

Después de que Astiages mandara martirizar a San Bartolomé, “los paganos al ver los muchos milagros que el Apóstol hacía en el lugar en el que estaba sepultado, exhumaron sus restos, los metieron en una caja de plomo y los echaron al mar”. Pero, en lugar de hundirse, la caja flotó, y acompañada de las cajas de otros cuatro mártires, llegó hasta la isla de Lipari, próxima a Sicilia, donde sus habitantes le recogieron con regocijo y le dieron sepultura. Cuando los sarracenos invadieron la isla de Lipari, destrozaron su sepulcro y dispersaron sus huesos. Una noche, San Bartolomé se apareció a un monje y le dijo: “Levántate y recoge los restos de mi cuerpo que los sarracenos han desparramado por el campo”. Como el monje le expusiera al santo la dificultad de cumplir tal tarea, pues el campo estaba lleno de huesos diversos, San Bartolomé le indicó cómo había de proceder para reunir sus huesos. “Harás la tarea de noche y verás cómo, en medio de la oscuridad, algunos de ellos brillarán como ascuas; ésos son los míos; ésos, y no los que no brillen”. El monje recogió estos restos y los envió a Benevento a bordo de una nave.

Los dichos a San Bartolomé

El día 23 de agosto, víspera de la festividad de San Bartolomé, en muchos pueblos se iba en procesión para traer el santo desde la capilla a la iglesia parroquial para celebrar las fiestas patronales. Al llegar a la ermita, tras sacar al santo y dejarlo reposar en sus andas, doce vecinos (una por cada Apóstol o por cada mes del año) se dividían en dos filas de seis y que bailaban en torno al santo. Después de la danza, cada danzante se arrodillaba ante la imagen de San Bartolomé y le recitaba su “dicho”. Algunos de estos dichos son los siguientes:



1. San Bartolomé bendito
a tus plantas me arrodillo;
por ser la primera vez,
vengo a decirte mi dicho.
 2. Glorioso Bartolomé
que nos miras con amor,
y en todos nuestros apuros
nos vale tu protección.
 3. Humillada está en la tierra,
con el corazón rendido;
yo te pido que nos libres
de ese dragón atrevido
que tenéis a vuestros pies
con la cadena oprimido.
 4. Los vecinos y forasteros
llenos de esperanza y fe,
todos dirán a una voz.
¡Viva San Bartolomé!


1. Hermoso Bartolomé,
a tus plantas me arrodillo
para decir mi oración,
Señor, licencia os pido.
 2. Yo comienzo con vergüenza,
porque yo nunca me he visto
delante de tanta gente
por la fe de Jesucristo.
 3. Que mi gusto es el danzar,
para ir con mis danzantas,
para celebrar tus fiestas
vengo rendida a tus plantas.
 4. Y a vosotros, hijos míos,
quiero, si me dais licencia,
daros infinitas gracias.
 5. El botarga nos enseña
la danza y el paloteo,
San Bartolomé bendito,
déjanos subir al cielo.


1. San Pedro fue puesto en cruz,
y su hermano San Andrés,
y es verdad que San Esteban
fue también apedreado.
2. Pero San Bartolomé
es nuestro patrón y abogado,
y, aunque lo martirizaron,
fue predicando la fe.
3. En Galilea naciste,
en la India predicaste,
a Armenia luego pasaste
y a Apolonio convertiste.
4. Y así, con la fe cristiana,
dejó este pueblo el error.
San Bartolomé, por patrón,
toda La Almarcha te aclama.


1. San Bartolomé bendito
era apóstol de Cristo.
El que más siguió al Señor,
cuando andaba por el mundo.
 2 .¡Cuánto lo martirizaron!
¡Cuánto aquel mártir sufrió!
Y vivo lo desollaron
porque Astiages lo mandó.
 3. En un brazo le quedaba
un muy pequeño rodal
y Astiages, viéndolo vivo,
lo ha mandado desollar.



Las rogativas a San Bartolomé

En siglos pasados, cuando no existía una explicación científica acerca de los  cambios y vaivenes que pudiera seguir el ciclo pluvial, era muy habitual que, en años de sequía, los labradores sacaran sus santos preferidos en procesión para rogarles que intercedieran ante el Señor para lograr atraer la lluvia propiciadora de la fertilidad de las cosechas.



1. San Bartolomé bendito
a tus plantas me arrodillo,
a pedirte con tristeza
que nos nazcan pronto los trigos.

2. Hermoso Santo bendito
porque si pronto no nacen,
lo mismo ricos que pobres
todos moriremos de hambre.

3. Hermoso Santo bendito,
bien sabes que te queremos,
el veinticuatro de agosto
hacemos lo que podemos.

4. El veinticuatro de agosto
todo es gozo y alegría,
y hoy todo es luto y tristeza
que tenemos este día.

5. Hermoso Santo bendito,
mira por las criaturas,
que moriremos de hambre
sin tener culpa ninguna.

6. En el año noventa y seis
perdieron toda esperanza,
te sacaron de tu ermita
y nos colmaste de agua.

7. Haz lo mismo, santo mío,
pídele al eterno padre;
si no te hiciera caso,
te diriges a su madre.

8. Qué tristeza que será,
divina gloriosa madre,
que pidamos pa los hijos
y no [pedir por] los padres.

9. San Bartolomé bendito,
patrón que eres de este pueblo,
mándanos el agua pronto
o, si no, pereceremos.


BIBLIOGRAFÍA
DE SANTOS OTERO, Aurelio (traductor). Los evangelios apócrifos. Madrid, Biblioteca de Autores Cristianos, 2005.
MORENO DURÁN, Teodomiro. Año cristiano y vida de los santos, entresacada de los autores más autorizados. Barcelona, Casa Editorial Maucci, 1911. Tomo 8º.
NÁCAR, Eloíno y COLUNGA, Alberto (traductores). Sagrada Biblia. Madrid, Biblioteca de Autores Cristianos, 1965.
SALAS PARRILLA, Miguel. Almarcha. La Almarcha, El autor, 1980.
Airón. Dios prerromano de Hispania. Madrid, El autor, 2005.
–Entrevistas realizadas en el verano de 1979 con las siguientes personas de La Almarcha: Ignacio Parrilla Guijarro, Zenón Salas Chicano, Irene Granero, Carmen Emper Belinchón y Emilia Mena.[16]


[1] En la religión cristiana los apóstoles (de la palabra griega πόστολος: 'enviado') son los hombres escogidos por Jesús, para que estuvieran con él y para enviarlos a predicar (cf. Mc 3 13) el Evangelio.
[2] Hechos 1, 12-26 
[3] El término evangelios sinópticos es utilizado para hacer referencia a tres de los evangelios canónicos, en concreto los de Mateo, Marcos y Lucas, entre los cuales existen grandes afinidades. El término sinóptico proviene de los formantes griegos συν (syn, "junto") y οψις (opsis, "ver"); la palabra "sinóptico" indica que los contenidos de estos tres evangelios pueden ser dispuestos para ser "vistos juntos", bien en columnas verticales paralelas, bien en sentido horizontal. En 1766 J.J. Griesbach presentó su sinopsis sobre los tres evangelios, organizando las partes comunes entre ellos en un formato de columnas. El estudio de Griesbach ganó popularidad en el ambiente académico, lo que llevó a llamar a los 3 evangelios "los sinópticos". Las similitudes entre los sinópticos suscitaron el llamado problema sinóptico, es decir, la cuestión acerca de qué relación hay entre ellos. Existen varias hipótesis que intentan contestar a esta pregunta. En la actualidad la más aceptada es la teoría de las dos fuentes, según la cual los evangelios de Mateo y de Lucas se basaron en el de Marcos y en otra fuente desconocida, denominada fuente Q (por Quelle, fuente en alemán), consistente sobre todo en dichos de Jesús.
[4] El Evangelio según Juan es un libro de la Biblia en el Nuevo Testamento que contiene la historia de la vida de Jesucristo. El apóstol Juan el evangelista es considerado su autor, aunque dada la fecha supuesta de redacción parece que no es así (lo más probable es que fuera la comunidad fundada por dicho discípulo, seguramente la de Éfeso).Después de la introducción (1:1-5), la narración del libro empieza en el verso 6, y consta de dos partes. La primera parte (1:6-capítulo 12) contiene la historia del ministerio público de Jesús desde su introducción por Juan el Bautista hasta su fin. La segunda parte (capítulos 13-21) presenta a Jesús con sus enseñanzas y ministerio a sus discípulos (13-21), y da cuenta de sus sufrimientos en la Pasión y la aparición a sus discípulos después de su resurrección (18-21).Los puntos notables de este evangelio son (1) la relación entre el Hijo y el Padre, (2) entre el redentor y los creyentes, (3) el anuncio del Espíritu Santo como Consolador, y (4) el énfasis sobre el amor como un elemento de carácter cristiano. Se trata, probablemente, del evangelio más filosófico de todos los llamados canónicos.Este libro está escrito primariamente a los cristianos. Se supone que fue escrito en Éfeso, que después de la destrucción de Jerusalén (70 d. C.), vino a ser el lugar principal de vida cristiana.El evangelio fue escrito para personas conocedoras de la cultura judía y al mismo tiempo en contacto con el pensamiento griego; además se les pone en guardia frente al gnosticismo.
[5] El Evangelio según San Mateo es uno de los cuatro Evangelios del Nuevo Testamento. Los evangelios son tradicionalmente impresos con Mateo primero porque Agustín de Hipona creía que era el más antiguo. Es seguido por Marcos, Lucas, yJuan, en dicho orden. Para su uso litúrgico en la Iglesia Católica se les presenta aparte en un libro llamado Evangeliario o desde el Vaticano II, leccionario.
[6] Armenia (en armenio ՀայաստանHayastan, el Հայք Hayq), oficialmente la República de Armenia, es un país europeo/asiáticosin salida al mar, ubicado en el Cáucaso meridional. Comparte frontera al oeste con Turquía, al norte con Georgia, al este con Azerbaiyán eIrán, y al sur con el enclave azerí de NajichevánArmenia es una exrepública soviética, un Estado unitario, multipartidista y democrático que hunde sus raíces en una de las más antiguas civilizaciones del mundo. Dotada de un rico patrimonio cultural, se destacó como la primera nación en adoptar el cristianismo como religión oficial1 en los primeros años del siglo IV (la fecha tradicional es 301).2 1 Aunque Armenia es un estado constitucional secular, la fe cristiana desempeña un papel importante en su historia y en la identidad del pueblo armenio. Cultural, histórica y políticamente, Armenia se considera parte de Europa. Sin embargo, su localización en el Cáucaso meridional la sitúa en la frontera arbitraria entre Europa y Asia: se trataría pues de una nación transcontinental.Estas clasificaciones son arbitrarias, pues no hay diferencia geográfica fácilmente definible entre Asia y Europa. Armenia es actualmente miembro de más de 35 organizaciones internacionales, incluyendo las Naciones Unidas, el Consejo de Europa, elBanco de Desarrollo Asiático, la Comunidad de Estados Independientes, la Organización Mundial del Comercio y la Organización de la Cooperación Económica del Mar Negro. Es uno de los integrantes de la Asociación para la Paz de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, así como de la alianza militar Organización del Tratado de la Seguridad Colectiva (OTSC). Es también miembro observador de la Comunidad Económica Eurasiática, de la Francofonía y del Movimiento de Países No Alineados.
[7] Judas Tadeo (* Caná, 1 - † Beirut, 70) es uno de los doce apóstoles de Jesucristo, según los Evangelios. También llamado Judas de Santiago o simplemente Tadeo. Judas es una palabra hebrea que significa ‘celoso de Dios’. No se sabe a ciencia cierta de dónde viene el sobrenombre Tadeo. Podría provenir del arameo taddà’ (‘pecho’), que significaría ‘magnánimo’, o podría ser una abreviación de algún nombre griego como Teodoro o Teódoto.. Hoy en día, la tradición católica reconoce a San Judas Tadeo como el santo de los casos difíciles y desesperados. 
[8] La Iglesia apostólica armenia, oficialmente Iglesia gregoriana apostólica armenia (en armenio Հայ Առաքելական Եկեղեցի), es la iglesia nacional más antigua del mundo; no debe confundirse con la Iglesia católica armenia, que está en comunión con la Iglesia católica romana. Según la tradición, dos apóstoles de Jesús, San Judas Tadeo y San Bartolomé, fueron los primeros evangelizadores en Armenia. Después de las primeras predicaciones y a causa de las persecuciones, el cristianismo se difundió por Armenia de forma secreta. Los cristianos armenios tuvieron entre sus primeros patriarcas a Zemendós, Atrnerséh, Mushé, Shavarsh, Levondios, y Meruyán. En 301, como resultado de la predicación de San Gregorio el Iluminador, el rey Tirídates adoptó el cristianismo como religión oficial. Hacia 435 se realizó la versión definitiva de la Biblia, del original griego, en idioma armenio usando el alfabeto creado por Mesrob Mashtots en 406. La iglesia armenia se separó de la rama principal del cristianismo en 451, al rechazar las decisiones del Concilio de Calcedonia y adoptar elmonofisismo. Mantuvieron sólo lo aceptado en el Tercer Concilio Ecuménico celebrado en Éfeso y el Credo de Nicea. Igual que la Iglesia católica apostólica romana y la Iglesia católica apostólica ortodoxa, la Iglesia armenia acepta siete sacramentos: bautismo, confirmación, arrepentimiento (confesión), Santa Comunión, ordenación, matrimonio y extremaunción o visitación a los enfermos. Hay sacerdotes casados y célibes. El jefe administrativo y pastoral de la Iglesia armenia se denomina Supremo Patriarca y Catholicós de todos los armenios. Según la tradición su sede fue establecida originalmente en 43 d. C. en Artaxata. Durante el período de San Gregorio el Iluminador se constituyó la sede en Echmiadzin, donde volvió a partir de 1441, a una distancia de 21 km de Ereván, la capital de la República de Armenia, donde viven más de cuatro millones de fieles que forman parte de esta iglesia. A su vez, a partir de la caída del Reino de Cilicia, el Catholicós asumió el liderazgo de su pueblo en el sentido religioso y estatal, al no haber ningún rey más que el Sultán del Imperio Otomano. Más de dos millones viven dispersos en Estados UnidosFranciaCanadá,RusiaGreciaSiriaLíbanoIsrael, los Territorios Palestinos y Argentina. En el ámbito de su organización interna, una peculiaridad de la Iglesia Apostólica Armenia, es que se encuentra dividida actualmente en cuatro centros juridiccionales, en parte debido a los traslados de sede en la Edad Media que dieron lugar a rivalidades, a saber:
§                     Patriarcado Armenio de Jerusalén
§                     Patriarcado Armenio de Constantinopla
§                     Patriarcado Armenio de Sis en Cilicia
§                     Patriarca Supremo y Katholikós de Todos los Armenios con sede en Echmiadzin que es el Primado de la Iglesia apostólica armenia. También existió otra sede patriarcal en Aghtamar (en el lago de Van, este de Turquía) hasta las matanzas de comienzos del siglo XX. La mayoría de los fieles de esta iglesia reconocen como líder espiritual a este último y en la actualidad las primeras dos sedes juridiccionales tienden a reconocer al último como la cabeza de la Iglesia Armenia en su totalidad y están en plena comunión con él.
El Catolicado de Echmiadzin tiene jurisdicción sobre todos los armenios que habitan el antiguo territorio de la Unión Soviética, y sobre casi todos los de la diáspora, incluyendo zonas tan distantes como Iraq, India, Egipto, Siria, Sudán, Etiopía, Europa, Australia y América, lo cual incluye unos 5 millones de fieles.

[9] El Mar de Galilea, también llamado Mar o Lago de Tiberíades y Lago de Genesaret (en hebreo כִּנֶּרֶת , «Kinéret», del hebreo «kinor» (kinnor) debido a su forma de arpa primitiva o lira; Números 34:11, Josué 13:27; en árabe, بحيرة طبريا, Buhayrat Tibiriyā) es un lago de agua dulce deAsia occidental, situado en la región del Próximo Oriente, y perteneciente a Israel, incluida una estrecha franja costera de 10 metros de anchura en su costa nororiental.1
[10] Eusebio de Cesarea (c. 275 - 30 de mayo de 339, probablemente en Cesarea), también conocido como Eusebius Pamphili "Eusebio, amigo de Pánfilo". Fue obispo de Cesarea y se le conoce como el padre de la historia de la Iglesia porque sus escritos están entre los primeros relatos de la historia del cristianismo primitivo. Su nombre está unido a una curiosa creencia sobre una supuesta correspondencia entre el rey de Edesa, Abgaro y Jesucristo. Eusebio había encontrado las cartas, e inclusive las copió para su Historia Ecclesiae.
[11] El Evangelio según San Mateo es uno de los cuatro Evangelios del Nuevo Testamento. Los evangelios son tradicionalmente impresos con Mateo primero porque Agustín de Hipona creía que era el más antiguo. Es seguido por Marcos, Lucas, yJuan, en dicho orden. Para su uso litúrgico en la Iglesia Católica se les presenta aparte en un libro llamado Evangeliario o desde el Vaticano II, leccionario.
[12] Armenia (en armenio ՀայաստանHayastan, el Հայք Hayq), oficialmente la República de Armenia, es un país europeo/asiáticosin salida al mar, ubicado en el Cáucaso meridional. Comparte frontera al oeste con Turquía, al norte con Georgia, al este con Azerbaiyán eIrán, y al sur con el enclave azerí de Najicheván. Armenia es una ex república soviética, un Estado unitario, multipartidista y democrático que hunde sus raíces en una de las más antiguas civilizaciones del mundo. Dotada de un rico patrimonio cultural, se destacó como la primera nación en adoptar el cristianismo como religión oficial1 en los primeros años del siglo IV (la fecha tradicional es 301).2 1 Aunque Armenia es un estado constitucional secular, la fe cristiana desempeña un papel importante en su historia y en la identidad del pueblo armenio. Cultural, histórica y políticamente, Armenia se considera parte de Europa. Sin embargo, su localización en el Cáucaso meridional la sitúa en la frontera arbitraria entre Europa y Asia: se trataría pues de una nación transcontinental.5 Estas clasificaciones son arbitrarias, pues no hay diferencia geográfica fácilmente definible entre Asia y Europa. Armenia es actualmente miembro de más de 35 organizaciones internacionales, incluyendo las Naciones Unidas, el Consejo de Europa, el Banco de Desarrollo Asiático, la Comunidad de Estados Independientes, la Organización Mundial del Comercio y la Organización de la Cooperación Económica del Mar Negro. Es uno de los integrantes de la Asociación para la Paz de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, así como de la alianza militar Organización del Tratado de la Seguridad Colectiva (OTSC). Es también miembro observador de laComunidad Económica Eurasiática, de la Francofonía y del Movimiento de Países No Alineados.
[13] Judas Tadeo (* Caná, 1 - † Beirut, 70) es uno de los doce apóstoles de Jesucristo, según los Evangelios. También llamado Judas de Santiago o simplemente Tadeo. Judas es una palabra hebrea que significa ‘celoso de Dios’. No se sabe a ciencia cierta de dónde viene el sobrenombre Tadeo. Podría provenir del arameo taddà’ (‘pecho’), que significaría ‘magnánimo’, o podría ser una abreviación de algún nombre griego como Teodoro o Teódoto.. Hoy en día, la tradición católica reconoce a San Judas Tadeo como el santo de los casos difíciles y desesperados.
[14] La Iglesia apostólica armenia, oficialmente Iglesia gregoriana apostólica armenia (en armenio Հայ Առաքելական Եկեղեցի), es la iglesia nacional más antigua del mundo; no debe confundirse con la Iglesia católica armenia, que está en comunión con la Iglesia católica romana. Según la tradición, dos apóstoles de Jesús, San Judas Tadeo y San Bartolomé, fueron los primeros evangelizadores en Armenia. Después de las primeras predicaciones y a causa de las persecuciones, el cristianismo se difundió por Armenia de forma secreta. Los cristianos armenios tuvieron entre sus primeros patriarcas a Zemendós, Atrnerséh, Mushé, Shavarsh, Levondios, y Meruyán. En 301, como resultado de la predicación de San Gregorio el Iluminador, el rey Tirídates adoptó el cristianismo como religión oficial.
[15]  Procesar el cuero por medios químicos o mecánicos de tal modo que resulte apto para su empleo



No hay comentarios:

Publicar un comentario